Calderas de calefacción

Conoce el amplio catálogo de calderas para calefacción que ponemos a tu disposición en nuestra tienda online. Según el combustible utilizado por cada una de ellas podemos diferenciar entre varios tipos de calderas de combustión: gas, gasoileléctricas o calor azul, solar y de pellets o biomasa. También en función de la tecnología de los quemadores o del tipo de caldera, podemos elegir entre sólo calefacción o mixtas (con producción de ACS), con acumulador de agua caliente o instantáneas.

Podemos utilizar los distintos tipos disponibles para dar calor a los radiadores, regular la temperatura en el aire de cualquier estancia que necesitemos, o bien producir agua caliente sanitaria de forma fácil y sencilla.

Encuentra todos los tipos de calderas de agua caliente de las mejores marcas del mercado Domusa, Ferroli, Gabarron, Intergas, Junkers, Saunier Duval... y a un precio difícil de superar. Puedes contactar con nosotros si necesitas asesoramiento o resolver cualquier duda antes de comprar una caldera, ya que según tus necesidades y presupuesto podemos ayudarte a tomar la mejor decisión acerca del consumo y potencia requerida. Puedes hacerlo a través del teléfono de contacto - 91 696 61 83 - o visitando nuestra tienda en Madrid.

Más
  • catálogo caldera de gas natural

    Calderas de Gas

    Modelos de marcas líderes del mercado: Domusa, Junkers, Intergas, Saunier Duval y Ferroli.

  • modelos calderas de gasóleo

    Calderas de Gasoil

    Más de 90 modelos de caldera a gasóleo a elegir en nuestro catálogo Domusa y Ferroli.

  • catálogo calderas eléctricas fleck

    Eléctricas

    Opciones para enchufar tu caldera directamente a la red eléctrica.

  • modelos de caldera biomasa

    Biomasa o Pellets

    Ahorra en combustible con los modelos de calderas de biomasa disponibles.

  • caldera solar

    Solar

    Cuida el medio ambiente y caliente tu hogar con una caldera eléctrica.

Compra tu caldera con financiación:

Desde nuestra tienda online te ofrecemos asesoramiento personalizado y financiación en la compra de tu caldera. Te ayudamos a elegir el modelo y tipo que mejor se ajuste a tus necesidades de generación de calor o ACS. Llama por teléfono, o contacta por chat y consigue información sobre características y precios para tu compra.

91 696 61 83

Todo lo que necesitas saber sobre calderas:

  • > ¿Qué es y cómo funciona?
  • > Consumo en calderas
  • > ¿Cuándo cambiar tu caldera?
  • > Catálogo calderas

¿Qué es y cómo funcionan las calderas?

Denominamos caldera al sistema de producción de calor que utiliza una determinada fuente de energía para calentar un fluido, generalmente agua, el calor producido es bombeado a través de una red de tuberías a los emisores, que pueden ser radiadores o suelo radiante, con la finalidad de garantizar una temperatura adecuada o agradable en un espacio interior.

En España las calderas representan el medio más empleado y común para la generación de calefacción en el hogar, así como para la obtención de agua caliente. El desarrollo tecnológico ha posibilitado nuevos tipos de calderas altamente funcionales tanto para calefacción, como para ACS, posibilitando así que un mismo electrodoméstico cumpla con ambas funciones, ahorrando costes y espacio.

Para su funcionamiento las calderas cuentan con un quemador (zona estanca) donde se transforma la fuente de energía en calor, por el interior del calentador hay una tubería que lo conecta a un intercambiador de calor, por esta tubería circula el agua caliente. En el quemador el combustible (gas, gasoil o biomasa) se convierte en vapor a través de la combustión, en el caso de las calderas eléctricas, este efecto se produce por medio de una resistencia eléctrica, la tubería al interior se calienta, así como el agua en su interior, esta agua caliente produce el calor fluye hasta un intercambiador, que posee dos circuitos.

calderas calefaccion

Circuitos de agua en calderas:

  • Circuito de agua para calefacción: una porción del agua fluye por los sistemas de radiadores o de suelo radiante, que se calientan y distribuyen el calor gracias a la energía térmica del agua caliente. El agua retorna a la caldera donde se calienta nuevamente y vuelve distribuirse.
  • Circuito de agua sanitaria: parte del agua del circuito primario se traspasa al agua sanitaria, de esta manera se distribuye ACS cuando se requiere agua caliente en un grifo o la ducha de una vivienda.

Partes de una caldera:

  • Hogar: Es donde se encuentra el quemador en el caso de las calderas que utilizan combustible como gas, gasoil o biomasa, en el caso de las calderas eléctricas es donde se encuentra la resistencia.
  • Intercambiador: tiene la función de transmitir el calor que se genera en el hogar hacia el caloportador.
  • Caloportador: es el fluido que se encarga de transmitir el calor, generalmente se emplea agua, aunque también se puede utilizar glicol.
  • Tuberías: son los conductos por donde fluye el agua caliente hacia las áreas a calefaccionar, se encargan también de hacer recircular el agua para que sea calentada nuevamente.

¿Qué calderas consumen menos? ¿Cuál es más eficiente y económico a largo plazo?

Las calderas de condensación a gas son de alta eficiencia, ya que permiten un ahorro energético de hasta el 30% en comparación con las calderas convencionales, además reducen un 70% la emisión de gases contaminantes de efecto invernadero: dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno (NOx).

Ofrecen también un rendimiento superior al 100% cuando funcionan con el suelo radiante o radiadores de baja temperatura, mientras que las calderas estándar aportan un rendimiento máximo de 90%. La razón es que estos novedosos sistemas trabajan con la temperatura del agua del circuito cuando regresa, de esta manera la caldera pasa la mayor parte del tiempo condensando y aprovecha la energía que producen los humos para aumentar su nivel de eficiencia.

Además de su alto nivel de eficiencia y mínima emisión de CO2 y NOx las calderas de condensación ofrecen otras ventajas, entre las que resaltan:

  • Disminución en los costes del gas: gracias a su capacidad para aprovechar el calor de condensación las calderas de condensación consumen un 25% menos de gas que las calderas convencionales.
  • Capacidad para regular la potencia y la temperatura: las calderas de condensación están diseñadas para funcionar de acuerdo a la demanda del usuario, ofrece también un excelente rendimiento con temperaturas exteriores muy bajas, incluso al trabajar con mínima potencia son capaces de cubrir la necesidades de climatización del hogar.
  • Mínima emisión de ruidos: las calderas de condensación trabajan de manera continua, sin paradas ni arranques, lo que las hace ser muy silenciosas.
calderas calefaccion

En cuanto a los costos de instalación del sistema de calefacción de gas natural, hay que considerar que se requiere de una obra que implica una inversión sustancial. Sin embargo, su periodo de amortización es corto por el bajo coste del suministro y alto nivel de eficiencia del sistema. También, hay que considerar que existen ayudas y subvenciones para cambiar el sistema de calefacción por uno de gas natural.

¿Cuándo cambiar caldera?

Las calderas a gas tienen una vida útil de entre 10 y 15 años, esto se debe a que con el paso del tiempo tienden a perder su nivel de eficiencia, por lo que muy pobremente comiencen a presentar fallas que se harán cada vez más frecuentes, lo cual es la principal razón por la que se cambian, las calderas, ya que los gastos frecuentes de reparación pueden ser bastante altos.

De hecho, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recomienda que la caldera se sustituya cuando tenga 15 años de funcionamiento, debido a que el desgaste de los materiales por el uso continuado influye negativamente en su nivel de rendimiento.

Otro de los motivos para cambiar la caldera es cuando se cambia el sistema calefacción, ya que al incorporar un suelo radiante o radiadores de baja temperatura se necesita de una caldera que sea compatible con este sistema. Aprovechar las ayudas y subvenciones que ofrecen las distintas comunidades autónomas para cambiar y comprar una nueva caldera es otro de los motivos para cambiar, ya que los usuarios aprovechan para obtener una caldera nueva de alto nivel de eficiencia a un menor coste.

Tipos de caldera:

Como ya hemos visto con anterioridad, gracias al desarrollo de la tecnología las calderas han ido perfeccionando su funcionamiento y ha surgido una variada gama de ellas, las calderas se pueden clasificar en diversos tipos, según:

Tipo de combustible que emplean

En función del combustible que utilizan para la generación del calor, las calderas se clasifican en:

  • Calderas eléctricas: producen el calor que necesitan para calientan el agua por medio de una resistencia, esta tecnología permite regular la potencia, lo que les da una mayor eficiencia energética, además, no se produce combustión ni flujo de combustible, por lo que no se requiere de depósitos para el combustible y no hay que preocuparse por fugas o evacuación de humos.
  • Calderas a gas. El combustible que produce la combustión en el quemador es gas, el cual puede ser de tres tipos:
    • Calderas de gas natural: este tipo de gas es económico y ecológico, pero para utilizarlo se necesita de una instalación que permita conectar la caldera con la red de suministro. Sin embargo, esta inversión tiene un rápido retorno gracias al ahorro energético que brinda el gas natural.
    • Gas butano: ofrece un alto poder calorífico, pero no es apto para zonas excesivamente frías, tiene la limitante de que se suministra en bombonas y se requiere de diversas unidades para contar con un suministro adecuado.
    • Gas propano: gracias a su poder calorífico se utiliza en zonas muy frías, se suministra en diversas formas, siendo las más comunes en botellas de 13 o 35 litros y granel para llenar depósitos con una capacidad mínima de 1.000 litros.
  • Calderas de biomasa: la biomasa es uno de los combustibles más ecológicos por ser de origen vegetal, la forma más interesante de la biomasa son los pellets que se crean con residuos forestales y astillas, las calderas de biomasa son respetuosas del medio ambiente, ya que la biomasa no es un combustible de origen fósil, por lo que no genera gases de efecto invernadero.
  • Calderas de gasoil: se usan especialmente en viviendas que no cuentan con acceso a la red de distribución de gas o a otros tipos de gas. Una de sus limitantes es que se requiere de cierto espacio para almacenar el combustible, pero tiene la ventaja de que calientan muy rápido y requieren de un mantenimiento mínimo y bastante sencillo.

Según su sistema de funcionamiento:

Las calderas se pueden clasifican también según sistema de funcionamiento, de acuerdo a esta clasificación encontramos tres tipos de calderas:

  • Calderas de gas de condensación: es un sistema muy eficiente, su diseño permite utilizar el calor que se genera al enfriar el vapor de agua del humo de la combustión en las calderas mixtas, lo que permite precalentar el agua destinada al uso sanitario (ACS), de esta manera la caldera no necesita consumir tanta energía cuando se demanda ACS.
  • Calderas estancas: se denominan como estancas, debido a que la cámara donde se origina la combustión del gas en las calderas mixtas es hermética, lo que minimiza el riesgo de accidentes, gracias a que el gas no puede filtrarse a los diferentes espacios de la vivienda. El oxígeno necesario para combustión se obtiene del exterior gracias a un ventilador que impulsa el aire hacia la cámara salida de los gases que se producen durante el proceso de combustión.
  • Calderas atmosféricas: presentan una cámara de combustión abierta que emplea el aire de la estancia donde se encuentran ubicadas para que se produzca la combustión del gas, este tipo de calderas ya no se puede instalar.

Conoce todo nuestro catálogo y las variedades de caldera de calefacción disponibles en nuestra tineda online, y compra con total garantía y seguridad en nuestro e-commerce. Contacta con nosotros, por teléfono, email o whatsapp y resuelve cualquier duda que puedas tener sobre nuestros productos.

contacto tienda calefacciones